Menu

sábado, 25 de abril de 2015

Aikido para Niñ@s

En la primera etapa del Aikido los ejercicios y juegos que se realizan están orientados a fomentar la colaboración entre los alumnos ya que es imprescindible para el posterior desarrollo técnico confianza con los compañeros.

En la segunda etapa (integrado en la clase) se les va introduciendo paulatinamente los conceptos técnicos más sencillos de practicar y desarrollar los sentidos, los espacios y el saberse ubicar.

Para los niños de edades entre 6 y 9 años los trabajos de Aikido suelen ser de comportamiento, respiración, concentración y relajación 50% y el otro 50% será desplazamientos, caídas, juegos y unas pocas técnicas adaptadas.

A partir de los 10 años se les proporciona conceptos y prácticas más avanzadas y se les instruye más activamente en normas de comportamiento dentro del tatami y las clases, se orientan técnicamente.

Niños con ligera disminución de los sentidos de la vista y el oído no suelen tener problemas en asimilar correctamente la técnica y la práctica.

En caso de una disminución psíquica o física acentuada es aconsejable mantener una entrevista con los doctores y tutores que estén a cargo del niño y/o psicóloga del centro.

En los niños el Aikido supone hacer una serie de ejercicios para el desarrollo muscular y además esta educación física proporciona el auto-conocimiento del propio cuerpo y respeto por el mismo, elementos que son de mucha importancia.

Para ello es imprescindible reconocer los propios límites y reconocer el estado en el que se encuentra en todo momento a través del conocimiento de la propia respiración.

Les lleva a una postura correcta de su cuerpo y al respeto también del cuerpo del compañero.

Es una práctica progresiva y constante sin actitudes frustrantes para mantener limpio el entorno infantil.














































No hay comentarios:

Publicar un comentario